SONRIAS_16_PINUP_web_940x514pp

El Festival SonRías Baixas llenará un año más el Multiusos da Estacada, en Bueu, de música y de festivaleros con ganas de fiesta. La cita es el primer fin de semana agosto -sábado 5 y domingo 6- y ya está confirmada la presencia de dos bandas de referencia en el panorama rockero español y dos de los máximos exponentes de la provocación hecha música en Galicia: los míticos Lendakaris Muertos, máximos exponentes del punk español más gamberro y absurdo, regresan a los escenarios después de un parón de dos años y tendrán en el SonRías Baixas su parada oficial en el noroeste peninsular: los madrileños Boikot vuelven a Bueu, por aclamación popular, después de arrasar en la edición de 2013 con su energía y diversión revolucionaria; también repiten los Heredeiros da Crus, otra de las bandas más queridas del público del SonRías Baixas, en uno de los pocos conciertos de gran formato que ofrecerán este verano, después de hacer sold out en toda su gira de salas; y cierran este primer avance los Poetarras, un colectivo arterrorístico especialista en crear canciones pegadizas e irreverentes que los han convertido nos sus pocos años de vida en los máximos exponentes de la nueva retranca gallega.

La organización promete más sopresas para las próximas semanas y ponen ya a la venta en su web las primeras 500 entradas a un precio reducido de 18,50 euros más gastos el bono de dos días, acampada incluida, una oferta sin comparación en los festivales de la península. El precio en la taquilla será de 35 euros.


La mítica banda punk Lendakaris Muertos vuelve este 2016 a la escena musical española, tras dos años de inactividad, con un nuevo trabajo, Cicatriz en la Matrix, que ha salido a la venta el pasado viernes 12 de febrero. Se caracterizan por un punk ortodoxo, gran velocidad, temas muy cortos, coros continuos y letras sarcásticas que combinan humor y crítica para tratar temas sociales y políticos de Euskadi, Navarra y el resto de España. Nadie mejor que ellos para patear el culo al vocabulario y al abecedario del rock radikal vasco. Hay que reír con la realidad, con los desahucios, por no llorar. Dicen. O por no coger el kalashnikov.


Ritmos trepidantes, compromiso social y mensaje político caracterizan la música de los Bokiot, una de las bandas más míticas del rock estatal desde su nacimiento a finales del ochenta. Traen al Festival SonRías Baixas su último trabajo, el CD-DVD Boikotea, después de arrasar en la edición de 2013 con su energía y diversión revolucionaria. En sus conciertos caben sonidos de todos los colores y sabores: hits punkrockeros, melodías más cuidadas, arreglos sorprendentes, textos íntimos y llamadas a revolución. Quieren que rueden cabezas y que cuando llegue la revolución nos coja bailando. El SonRías es un buen lugar para empezar.


La banda más emblemática e irreverente del rock en gallego vuelve al SonRías Baixas para hacernos ‘gosar’ como nunca con letras descaradas y divertidas, guitarras poderosas, con su particular manera de hablar, con gheada y seseo, y con su actitud provocadora e irreverente. Los Heredeiros da Crus son todo un símbolo para millares de gallegos y gallegas de varias generaciones: de los chicos que en los 90 encontraron su música en el mítico Xabarín Club de la TVG a los que bien entrado el siglo XXI llenan festivales, fiestas y jaliñeiros para vibrar con la energía de los de Ribeira. Todos ellos disfrutarán en el próximo SonRías con la descarga energética de los más jrandes.


Los Poetarras son un colectivo arterrorístico formado por cuatro jóvenes que en el 2013 decidieron convertirse en referentes de la lucha armada del pueblo gallego, provistos de un cargamento de sketches y canciones y con el humor, la música y la ironía por bandera. Con semejante arsenal han recorrido la geografía gallega, sembrando diversión y fiesta. En su corta historia sólo presumen de una cosa: nunca han dejado a nadie indiferente.

Un esfuerzo conjunto para superar el complicado contexto
El XIV Festival SonRías Baixas es posible gracias al tesón de la Asociación Troula na Banda, al apoyo del Ayuntamiento de Bueu y de la Diputación de Pontevedra y a la ayuda del Hotel Incamar, de Gadis, de Merc, de la empresa de gestión cultural Play Plan, productora del evento, y de Rei Zentolo, responsable de la campaña gráfica. Desde Troula na Banda se destaca también el papel determinante del público, que tendrá que refrendar un año más la Experiencia SonRías con su fidelidad.

La particular mezcla de música, playa y gastronomía en un contorno privilegiado es una de las principales marcas de identidad del SonRías Baixas, que ya es toda una referencia del verano en Galicia y en el resto del Estado. Con el eslogan de Festivaleros para Festivaleros por bandera, la organización monta cada año una completa programación musical que combina nombres consagrados y nuevas propuestas y se la ofrece a sus seguidores la unos precios muy asequibles. La última edición del Festival conquistó el en agosto de 2013 a 12.000 personas con tres días de música, playa y gastronomía, lo que supuso para Bueu una inyección económica de 830.000 euros, llegándose al pleno de ocupación hostelera en toda la comarca. La mayoría de los proveedores del Festival son de la comarca y más de 300 personas trabajan en el evento.