_PX_4768

 

Durante los pasados 4, 5 y 6 de agosto, el SonRías Baixas conquistó en su XIV edición a 16.500 personas que se acercaron hasta Bueu para disfrutar de la música, gastronomía y audiovisual programados por el Festival y oferta de ocio que ofrece el entorno. Tras superar en 4.500 personas a las asistentes en la última edición -cifradas en 12.000- , el SonRías marca un récord histórico en sus catorce años de vida pasando también a la cifra de asistencia del 2011, la más alta hasta el momento con 15.000 festivaleras y festivaleros.

La Fiesta de Bienvenida inició el jueves los tres días de intensa fiesta y actividad con 2.500 personas, que se acercaron hasta el Multiusos A Estacada de Bueu para disfrutar de la música de la banda tributo a Ska-P Gato López y también de alguno de los miembros de la formación de los de vallecas, como “Txikitin”.

En la noche del viernes, los conciertos de La Gran Pegatina, Lendakaris Muertos y Heredeiros da Crus fueron los más aclamados por los integrantes de un público de 6.500 personas entregadas por completo desde el inicio hasta la actuación final, la de la banda revelación de este año, La Sra. Tomasa. La venta de abonos marcó un éxito sin precedentes llegando a agotarse por completo durante este segundo día de Festival y haciendo, por consiguiente, que la zona de acampada llegara al 100% de ocupación.

Para despedir el SonRías Baixas 7.500 personas se reunieron en el recinto en la última jornada, la del sábado. Un millar de personas se acercaron hasta la “Casa SonRías” para degustar los platos que nuestros RockChefs les prepararon a ritmo de Poetarras y Gold&Colt y, en los conciertos de la noche, La Vela Puerca fue una de las bandas que más consiguió emocionar a los asistentes.

 

Impacto económico en la zona

Desde la organización se afirma, asimismo, que el Festival SonRías Baixas 2016 supuso para Bueu una inyección económica de 1.200.000 euros, llegándose al pleno de ocupación hotelera en toda la comarca y a bares y restaurantes de la zona sin existencias.

Con la finalidad de que la actividad del Festival repercutiera lo máximo posible en la zona, desde la organización afirman que siempre intentaron priorizar en la búsqueda de profesionales y empresas proveedoras a nivel local. Así, en esta edición, se contrataron los servicios de 110 proveedores y más de 300 personas trabajan durante la celebración del evento, la mayor parte, gente de la comarca.

 

“De Festivaleros para Festivaleros”

El XIV Festival SonRías Baixas fue posible gracias al tesón de la Asociación Fiesta en la Banda, al apoyo del Ayuntamiento de Bueu, de la Diputación de Pontevedra y de la AGADIC, a la ayuda del Hotel Incamar, de Gadis, de Amstel, de Coca-Cola, de Merc, de la empresa de gestión cultural PlayPlan, productora del evento, y de Rei Zentolo, responsable de la campaña gráfica. Desde Fiesta en la Banda se destaca también el papel determinante del público, que refrendó como nunca la “Experiencia SonRías” con su fidelidad.