Todos Tus Muertos ha sido, desde su nacimiento a mediados de los 80, todo un referente del rock latinoamericano. Tres de sus miembros más emblemáticos -el cuarto falleció en 2011- se reunen por primera vez en España 16 años despues de su separación para ofrecer el primer fin de semana de agosto, en Bueu, un concierto imprescindible que hará cantar, saltar y poguear al público del SonRías en la que será la única oportunidad en Galicia de gozar con el reencuentro de una de las bandas más icónicas de la música latinoamericana. La organización da así continuidad a la presencia de grandes bandas de la otra orilla del Atlántico en el Festival.

Los argentinos se suman, junto con el metal, el rock y el rap de la mítica banda sevillana Narco -referencia imprescindible en el rock español- y con el proyecto personal del carismático cantante y compositor de El Puchero del Hortelano, ARCO, al cartel de la XV edición del Festival SonRías Baixas, en el que ya habíamos anunciado la presencia de Amparanoia y SES. Las entradas tendrán desde hoy mismo un precio especial de 27,50 euros más gastos los tres días de conciertos, acampada incluida. Pronto confirmaremos el resto de los artistas.

La que nació como una banda mestiza que conjugaba los gustos musicales de sus integrantes acabó marcando una época en el rock Latinoamericano. Todos tus muertos se distanciaron en el 2000, en la cúspide de su éxito, porque cada uno de sus miembros quería explorar su propio camino. Vuelven ahora, con un directo que no escatima ninguno de sus temas clásicos. En el SonRías Baixas ofrecerán un concierto absolutamente inclemente, marcado por una audaz mezcla en la que tienen cabida el punk, el rap, el metal y hasta el hardcore, pero también melodiosos fragmentos de rancheras populares y un particularísimo rock rebelde, preñado de letras insurrectas, en el que resuenan los ecos de amigos de la banda como Manu Chao o Fermín Muguruza.

Narco forja un estilo inconfundible en el que conviven el metal, el rock y el rap. Los sonidos duros, combativos y agresivos de la banda se unen a los violentos cambios vocales de Distorsión Morales y Vikingo M.D. en un energético directo repleto de temas rotundos, envenenados de ironía y crudeza. La banda nació en Sevilla en 1997 y a comienzos del milenio fue considerada “el grupo español más original de los últimos tiempos” por la revista Rocksound. Después de alcanzar un éxito rotundo nos sus primeros años de vida, en 2003 decidieron tomarse un descanso, pero no tardaron en sentir la llamada de los escenarios, que ya no volvieron a abandonar. Desde 2008 los llenan con sus elaborados riffs, su impactante estética y con una gran variedad de influencias musicales.

El carismático cantante, guitarrista y compositor de El Puchero del Hortelano, Antonio Arco, conquistará el escenario del SonRías Baixas con su proyecto personal, ARCO, en el que los fans de la mítica banda reconocerán su característica voz y la instrumentación clásica de banda de rock, matizada por unas cuidadas letras que destacan por su emotividad e intensidad. Una propuesta personal, a medio camino entre la tradición de Sabina y los Extremoduro más pausados, que entronca con esa generación de músicos urbanos que recorren con soltura los caminos que unen el rock de acento flamenco y el pop de aspiración masiva.