IMG_0742

Los jardines del Palacete de las Mendoza, sede de Turismo Rías Baixas, acogieron el acto de cierre de los “Festivales Rías Baixas” 2016 en un acto al que asistieron la Presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, acompañada por el Diputado delegado de Turismo, Santos Héctor, así como las personas promotoras, organizadoras y patrocinadoras de cada uno de los siete festivales que conforman la marca #RíasBaixasFests y representantes de los gobiernos de los siete lugares donde se celebraron, esto es: Cultura Quente (Caldas de Reis), Atlantic Fest (A Illa de Arousa), PortAmérica (Nigrán), SinSal Son Estrella Galicia (la Isla de San Simón en Redondela), SonRías Baixas (Bueu), O Marisquiño (Vigo) y Revenidas (Vilagarcía de Arousa). El acto fue amenizado por la banda pontevedresa de indie-pop La Casa de los Ingleses.

Los siete turnos incluidos en los “Festivales Rías Baixas” reunieron la cerca de 200.000 personas, aumentando notablemente su asistencia respeto a las ediciones anteriores. Varios de ellos registraron sus mejores cifras de asistencia de la historia, como El Marisquiño (130.000), Revenidas (15.000) y el SonRías Baixas (16.500) y registraron un impacto económico total de 26 millones de euros para sus ayuntamientos y comarcas, en las que las ocupaciones hoteleras durante los días de sus celebraciones fueron de un 100% prácticamente en todas las ocasiones.

La Presidenta, Carmela Silva, aseguró que “hay que poner en valor la quien tienen las ideas, pues son los verdaderos protagonistas y los que asumen grandes riesgos”. Además, quiso resaltar a labor de los ayuntamientos involucrados, “por creer que sus ciudadanías tienen derecho a tener cultura, por mostrar el talento que hay en la provincia y que este se puede desarrollar con la ayuda de las administraciones públicas”. Además, afirmó que “la Diputación solamente se agarró a una idea extraordinaria, el mérito de esta institución fue lo de mostrar su inteligencia al apuntarse la esta gran idea” y destacó que gracias a los #RíasBaixasFests “la provincia de Pontevedra se llenó de luz, de color, de sonido, de música, de buenas vibraciones, creatividad y talento, se convirtió en algo especial, espectacular y en el referente de la industria cultural”.

Julio Gómez, responsable de SinSal,y Berta Domínguez, de SonRías Baixas, en representación de los siete festivales aseguraron que “hay que continuar en esta misma línea, porque el mejor retorno que podemos dar a la ciudadanía es la profesionalización y el talento de los que podemos presumir”.

Pola su parte, el alcalde de A Illa de Arousa, Carlos Iglesias, aseguró que “este apoyo tan contundente de la Diputación de Pontevedra fue un hecho histórico”. Carlos Eirea, concejal de Cultura de Bueu, destacó cómo “en los sitios pequeños somos capaces de generar muchísima trascendencia”. El alcalde de Caldas de Reis, Juan Manuel Rey, añadió al respeto que “para las villas pequeñas no es donado llegar la tantos lugares como en los que estuvimos gracias a los Festivales Rías Baixas si no contáramos con este apoyo”. Juan González, alcalde de Nigrán y Diputado provincial, aseguró que “individualmente podemos luchar, pero juntos las dificultades se vuelven menores”, a lo que añadió que “el importante ya no es existir por nosotros mismos, sino que las Rías Baixas cuentan con un proyecto único”.

La concejala de Cultura de Vilagarcía de Arousa, Sonia Outón, aseguró que “hay que agradecer a la Diputación por esta visión y por haber convertido los Festivales en un gran evento”. El concejal de Cultura de Redondela, Javier Alonso, mostró su satisfacción por formar parte de esta iniciativa y resaltó “la importancia del retorno tanto social como económico y de empleo”. Para finalizar, el teniente de alcalde de Vigo, David Regáis, aseguró que “hay que seguir trabajando juntos, desde la misma perspectiva, y sin que existan protagonismos individuales”.

Por primera vez se impulsó la creación de una marca que acoge siete de los principales festivales de verano de la provincia de Pontevedra, permitiendo reunir sus sinergias para construir una oferta integrada de ocio y cultura muy vencellada a la provincia de Pontevedra respetando las identidades propias de cada uno de ellos.