El Festival SonRías Baixas calienta motores para la celebración de su 15ª edición por todo el grande, con 15 bandas gallegas, españolas e internacionales que llenarán Bueu de festivaleiros con ganas de fiesta el primer fin de semana de agosto al ritmo del mejor rock, punk, rumba, rap, reggae, ska, dub, blues y música de raíz. Así lo afirmaron esta mañana en la presentación oficial del festival Félix Juncal Novas -alcalde del Concello de Bueu-, Santos Héctor -diputado de Turismo de la Deputación de Pontevedra-, Jacobo Sutil -director de Agadic-, Salvador Vázquez -director comercial y de márketing de Rei Zentolo- y Bruno Lopes -Brand Manager de Unicer Superbock para Europa y EE.UU-, en la presentación oficial del Festival.

Jacobo Sutil quiso poner en valor a los festivales de música como sector estratégico, porque “permiten que las bandas gallegas ofrezcan su música, que el público gallego y de fuera disfrute con las mejores propuestas creativas y que se desarrollen tanto nuestra sociedad y nuestra cultura como nuestra economía”, idea con la que concordó Santos Héctor al apuntar que “nuestros festivales son un reclamo para nuestros visitantes y un ejemplo de excelencia”.

Rock, punk, rumba, rap, reggae, ska, dub, blues, música de raíz de lo más popular a lo más alternativo, de lo más consolidado a lo más innovador, el SonRías se consolidó cómo uno de los festivales de referencia en el verano peninsular con una particular mezcla de música, playa y gastronomía en un entorno prixilegiado. Así lo afirmó Félix Juncal -alcalde de Bueu- al definirlo como el “inicio del momento álgido del verano cultural, musical y lúdico en la zona”, y como “una propuesta de turismo sostenible y de calidad”.

En esta edición, además, continúa la alianza establecida entre el evento y Rei Zentolo para diseñar la imagen del festival, que al igual que el SonRías Baixas también celebra su 15º aniversario. Salvador Vázquez -director comercial y de márketing de la marca- exaltó también este modelo de propuesta turística que incluye el festival en su Experiencia SonRías, sumando playa, música, buen ambiente y variadas actividades. Una experiencia y propuesta a la que este año se suma el patrocinio de la principal marca de cerveza de Portugal, Super Bock, en una alianza natural entre uno de los festivales con más personalidad de proyección del Estado y la gran marca de la música y de los eventos culturales del país vecino. Bruno Lopes -brand manager de Super Bock para Europa y EEUU- expuso que “es natural para Super Bock participar en este evento porque llevamos noventa años trabajando con la música alternativa y nuestra estrategia para Galicia y para España es la de estar siempre cerca de la música”.

Jordi Lauren, por su parte, quiso aprovechar la ocasión para destacar la apuesta por la innovación de esta edición con la implantando la tecnología cassless. El SonRías Baixas se convierte en pionero en Galicia al utilizar este sistema para permitir el acceso al recinto y para pagar en todos los puntos de comida, bebida y merchandising, ofreciendo la el público asistente a posibilidad de dejar el dinero en efectivo y las tarjetas bancarias en casa. Promotores y agentes de la industria musical acudirán a Bueu -invitados por el festival y por Ticketea- para tener su primera experiencia con esta innovadora tecnología.

Lauren hizo públicos, también, los horarios del festival, que arrancará el próximo jueves, día 3 de agosto, a las 22h, en el Recinto de la Estacada con la actuación de Pedrá -Tributo a Extremoduro- y una sesión del Dj SonRías que recordará los grandes clásicos de la historia del festival.

El viernes 4 abrirá el Escenario Super Bock la fuerza combativa de Sés, a las 20h. Después, a las 21h30, llegará la alegría mestiza de Amparanoia; a las 23h30, el punk-reggae de los argentinos Todos Tus Muertos; a la 1h el rock combativo de los sevillanos Narco; y cerrará la fiesta por todo lo alto el ska combativo de los Dakidarría a eso de las 2h30 de la madrugada. En ese mismo escenario, el sábado 5 la actividad arrancará a las 20h15 con el rock con acento flamenco del proyecto personal del cantante de El Puchero del Hortelano, Arco; tras el que llegará uno de los platos fuertes del festival, de cara a las 21h45, la rumba festiva de los Estopa; y, a continuación, a las 23h45, la delirante combinación de ska, punk, reggae, dub y folclore de los bosnios Dubioza Kolectiv; cerrarán esta edición del SonRías la descarga energética de los valencianos Zoo, a la 1h45 y una nueva sesión del Dj SonRías, a partir de las 3h30.

Los bonos que permiten asistir a los tres días de festival están a la venta en la web y en los puntos de venta físicos por 35,50 euros más gastos. También es posible adquirir, por 25 euros más gastos, una entrada de día para asistir el viernes o el sábado. Quien quiera ir a la fiesta de bienvenida del festival, el jueves por la noche, con el concierto de Pedrá -Tributo a Extremoduro- y la pinchada del Dj SonRías, podrá hacerlo comprando una entrada de 10 euros más gastos.

Experiencia SonRías: música, gastronomía y audiovisual
Pero el SonRías es mucho más que un festival. Es un fin de semana de ocio cultural y natural en un lugar privilegiado, toda una experiencia con la marca de la casa, que incluye música, playa, gastronomía y audiovisual. Desde la zona de acampada al lado de la playa hasta las propuestas musicales y gastronómicas, todo se estructura para que un público cada vez más exigente viva unos días inolvidables.

Por eso, la singular casa de comidas musical con la que el Festival SonRías Baixas conquistó al público en las últimas ediciones, la Casa SonRías, se traslada a la playa de la Banda do Río, donde el sábado 5 de agosto al mediodía quien quiera acercarse hasta Bueu podrá vivir una experiencia inolvidable: presenciar como los Poetarras preparan Rodaballo guisado y Anguriñas al ajo con gambón, mano a mano con los cocineros de El Rincón de Cela e Ipeansa catering. En la ambientación musical, el blues experimental y la psicodelia rockera de Guerrera, el rock alternativo de Hexany, la combinación de Swing, Funk, Soul, Rhythm&Blues y Rock de The Soul Breakers y Wöyza, con su particular mezcla de hip hop y sonoridades negras. La asistencia a estas actividades es gratuita y los platos serán despachados en formato tapa.

A las 17h30, la actividad se traslada al Centro Social del Mar de Bueu, donde se proyectarán seis cortometrajes de temática musical, fruto de una colaboración entre lo SonRías Baixs y el FICBUEU. La entrada será libre y gratuita y los títulos son los siguientes: Freddie (Andy Bausch. Luxemburgo, 2016) combina elementos biográficos y experimentales para retratar la doble vida del excepcional Freddie Mercury; Cigarbox blues (Christopher Kaufmann. Alemania, 2017) es la historia de dos guitarras, tres acordes y el inicio de una amistad; Estribillo (César Tormo. España, 2016): A veces, los hijos no cumplen las expectativas paternas. Otras veces, las superan; Superpunky, el musical (Pablo Cacheda. España, 2016): A lo largo de la vida, la amistad (y los gustos musicales) evolucionan. O no; Jarama (Alberto Pla. España, 2017): Boikot produce esta historia sobre la relación entre la música y
la memoria histórica; y Zarpazo (Nerea Castro. España, 2016): Mar y Xara se encuentran en un monte remoto, todo está preparado para dar el salto a la clandestinidad.