Dos conciertos «desenchufados pero amplificados» en el Recinto da Estacada y tres micro conciertos en Ons, en la Iglesia románica de Santa María de Cela y en la senda fluvial del río Bispo componen la programación alternativa a la 18ª edición del Festival SonRías Baixas, que se celebra esta semana, de jueves a sábado, en Bueu (Pontevedra)

Las entradas para los acústicos de Arco y Rayden están a la venta en la web sonriasbaixas.info, por 10 euros la entrada para un día y 15 euros el abono para los dos. Las invitaciones para los micro conciertos serán gratuitas y podrán reservarse, también en la web del festival, mañana martes a las 12h

Este jueves, 30 de julio, arranca en Bueu el MicroSonRías, una propuesta de pequeño formato con la que la organización del Festival SonRías Baixas -que celebraría este fin de semana su 18ª edición- quiere compartir con parte de su público su amor por la música, sin poner en riesgo su salud, ni la de los artistas, ni la del resto de las personas que colaboran con el festival, ni la de las vecinas y vecinos de la localidad. «La cultura es segura, nuestra propuesta es segura y esto es el más importante para nosotros», recordaba Jordi Lauren, codirector del festival, en la presentación del evento.

«El SonRías Baixas congregó el pasado mes de agosto en Bueu a 22.065 personas», recordó Lauren, «generando en la comarca un impacto superior al millón de euros». «Aunque este verano no podremos aportar esa riqueza económica y cultural a nuestra tierra», lamentó, «sí que podemos ofrecer nuestra creatividad en la forma de una propuesta micro, muy cuidada y adaptada a las circunstancias. Segura». El MicroSonRías redefine, además, el concepto de Destino SonRías, conjugando una programación musical de calidad con una cuidada propuesta de ocio activo, gastronómico y natural, profundamente integrada en el territorio. Así, los artistas del evento -Rayden, Arco y Mounqup- visitarán algunos de los espacios más singulares de la comarca, donde ofrecerán pequeñas actuaciones y probarán algunas joyas de la gastronomía de las Rías Baixas. 

Esta propuesta «micro» arrancará este jueves, 30 de julio, a las 18h en el pabellón municipal de Bueu con un grupo de 20 personas que recorrerán la Ruta de los Molinos del Río Bispo y disfrutarán con un micro concierto de Mounqup, donde esta música francesa afincada en el rural ourensano ofrecerá arropada por la naturaleza un pincho de su propuesta musical, en la que usa tanto el gallego como el inglés y el francés para navegar por el jazz, el soul y el r&b subida a la nave de la electrónica, en una especie de psicosis auditiva repleta de loops y sintetizadores que, en combinación con una voz única y personal, convierten sus directos en una experiencia hipnotizante. Al finalizar el micro concierto, la expedición se dirigirá al obrador de la Panadería Amador donde aprenderán todos los secretos del pan de Galicia. 

El viernes 31 de julio, por la mañana, un selecto grupo de 20 personas visitará Ons con el artista urbano del momento, Rayden, y se acercarán al Pulpo de las Rías y al mejillón de Galicia. Y, por la noche, el rock de acento flamenco del carismático cantante, guitarrista y compositor de El Puchero de él Hortelano, Arco, volverá al Recinto da Estacada de Bueu con un nuevo trabajo -el tercero de su proyecto personal- bajo el brazo. Berta Domínguez, codirectora del festival, adelantó esta mañana en la presentación del programa que las 800 personas que asistan al concierto de Arco en el Recinto da Estacada podrán disfrutar de uno de los momentos más especiales del MicroSonRías, cuando Rayden suba al escenario para interpretar juntos un tema.

Arco ya conquistó al público de Bueu, en 2017, con su característica voz rumbo y con la instrumentación clásica de banda de rock, marca de la casa, matizada por unas cuidadas letras que destacan por su emotividad e intensidad. Vuelve ahora, después de madurar su propuesta personal sobre los escenarios de medio mundo, para emocionar al público del Multiusos da Estacada con esa particular mezcla, a medio camino entre la tradición de Sabina y los Extremoduro más pausados, que entronca con esa generación de músicos urbanos que recorren con soltura los caminos que unen el rock de acento flamenco y el pop de aspiración masiva. 

El sábado 1 de agosto también habrá doble programa. Por la mañana, un pequeño grupo de 20 personas visitará la Iglesia románica de Santa María de Cela, donde disfrutarán con una degustación y masterclass de vino Tinta Femia y con la música de Arco desde el mirador. Por la noche, cerrará el MicroSonRías un concierto «desenchufado pero amplificado» de Rayden en un Recinto da Estacada adaptado a los nuevos tiempos. 

Rayden es el nombre de batalla de un rapero devenido artista urbano multidisciplinar que destaca por su habilidad para fusionar géneros musicales, por su originalidad, y, sobre todo, por la combinación de ingenio, ternura y verbo afilado que caracterizan sus letras. Rimador, cantante y melodista, Rayden es un músico integral que nos sus primeros 20 años sobre los escenarios ya lo demostró todo, o case todo. Calidad y compromiso, calidez y conexión con el público, generosidad a la hora de tender puentes con artistas de otros estilos y una asombrosa capacidad para crear «números 1» no sólo en la música, sino, también, en la literatura. 

Las entradas para los acústicos de Arco y Rayden están a la venta en la web sonriasbaixas.info, por 10 euros la entrada para un día y 15 euros el abono para los dos (el día del evento costarán 15 euros). Las invitaciones para los micro conciertos serán gratuitas y podrán reservarse, también en la web del festival, mañana martes a las 12h. 

El evento cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Bueu, de Turismo Rías Baixas y Diputación de Pontevedra y de Agadic, Fest Galicia, y Jacobeo 2021, de la Xunta de Galicia. En la presentación del MicroSonRías, el director de la Agadic, Jacobo Sutil, destacó el impacto cultural, económico, turístico y de desarrollo social de los festivales. La presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, destacó el papel de Bueu como referencia para la provincia, por su apuesta por la cultura como herramienta de transformación y reconoció la valentía de la organización del SonRías Baixas y su capacidad para reinventarse en una situación tan complicada. Por su parte, Félix Juncal, alcalde del Ayuntamiento de Bueu, destacó el potencial de los microconcertos que tendrán lugar en las tres parroquias del municipio y que se difundirán a través de las redes sociales para hacerle llegar al mundo los atractivos turísticos, culturales y etnográficos de Bueu.