Esta mañana tuvo lugar en el Astillero de la Banda del Río de Bueu la presentación oficial del Festival SonRías Baixas 2019, que acercará los próximos jueves, viernes y sábado a la localidad pontevedresa una completa propuesta de ocio festivo y de calidad. La música la pondrán La Pegatina, La M.O.D.A., Toteking, Iseo & Dodosound with the moushunters, Boikot, Nao, Segismundo Toxicómano, Periferia Norte, Zoo, Zea Mays, SÉS, Dubioza Kolektiv, Muyayo Rif, Dakidarría, Hakuna Tanaka, Som do Galpóm, Nius de nit, Ambigüo, Ninhodelosrecaos DJ y una última banda sorpresa. A esta completa programación musical hay que añadir el tradicional turismo de sol y playa, las rutas de senderismo por la zona, la enología y la mejor gastronomía de la costa gallega.

En el acto de presentación de la que será la 17ª edición del Festival SonRías Baixas participaron Félix Juncal, alcalde de Bueu; Ana Laura Iglesias, diputada de Turismo y Juventud de la Diputación de Pontevedra; Jacobo Sutil, director de Agadic; y los codirectores del festival, Berta Domínguez y Jordi Lauren. Estuvieron, también, presentes Santos Héctor, diputado de Cooperación Municipal; Xosé Leal, Tamara Sotelo y Silvia Carballo, concejales de Bueu; y Pilar Vence, Gloria Bernárdez y Ángeles Tovío de la Asociación de Celíacos de Galicia (ACEGA).

Berta Domínguez desveló los horarios del festival, que arrancará en el Escenario Super Bock, en el Recinto da Estacada, el jueves 1 a las 21h con el trap, el dancehall, el R&B y los ritmos latinos con aroma a parking del arrabalde de los jovencísimos Periferia Norte, capitaneados por la poderosa JazzWoman. Los seguirán, a las 22h30, la delirante combinación de hip hop, reggae, dub, rock y folclore bosnio de los Dubioza Kolektiv; a las 00h15, la revolución electrónica que llega desde Valencia de la mano de los Zoo; y, a las 2h, cerrará la primera noche de conciertos mas la rotundidad del punk y del metal al servicio de unas letras que buscan agitar y crear conciencias en la gira de despedida de Nao, que contará con la colaboración especial de Tanxugueiras.

El viernes 2 a mediodía abrirá sus puertas un nuevo espacio musical dentro del festival, el Escenario Regala Música, en las cercanías de la zona de acampada, donde sonará a las 13h a frescura indie pop de la banda ganadora del concurso Sonidos Mans, Ambigüo; a las 16h, el rap y funky made in Galicia de los Som del Galpom; y a las 17h15, la explosiva combinación de hip hop y reggae feminista de Hakuna Tanaka. Al atardecer, la música vuelve al Escenario Super Bock, a las 20h, con la rumba entusiasta de los Nius de Nit. Le darán paso, a las 21h30, a la elegante mezcla de reggae, trip hop y r&b de Iseo & Dodosound with the moushunters; a las 23h con la maravillosa orquesta del folk, el blues, el country y el rock, La M.O.D.A.; a las 1h, las rimas honestas de una de las figuras esenciales del hip hop español, Toteking; y a las 2h45, cerrará la jornada el magnético sentido del humor de los catalanes Muyayo Rif.

El sábado 3 será el día grande de este 17º SonRías Baixas, desde la apertura de la Casa SonRías, 12h, con el concierto de una banda sorpresa en el Escenario Fest Galicia, hasta bien entrada la madrugada. El acceso a esta particular casa de comidas musical será gratuito, previa retirada de la pulsera cashless en las taquillas del festival. En la Casa SonRías sonará el eclecticismo y el compromiso de la gallega SÉS, a las 13h30. Y, después de un pequeño descanso para reponer fuerzas, la música volverá al Escenario Super Bock a las 20h15, con el rock urbano misturado con el espíritu de la fiesta balcánica de Boikot. Le cederán el turno, a las 22h15, al hardcore punk de Segismundo Toxicómano; a las 23h30, sonará la mítica banda bilbaína de pop-rock en euskera Zea Mays; y a las 0h30 llegará otro de los platos fuertes del festival, la fiesta más grande, joven y energética del año, la de La Pegatina; a las 2h30, el público vibrará con el regreso rebelde de los Dakidarría, que cerrarán el Escenario Super Bock; y cerca de las 4h de la mañana será Ninhodelosrecaos DJ -trasunto de Rubén Sierra, creador, cantante y guitarrista de La Pegatina- el encargado de echar el cierre desde el Escenario Fest Galicia.

Jordi Lauren, por su parte, recordó que el SonRías Baixas conquistó, en su pasada edición, a más de 21.000 personas de toda la península y generó un impacto de 1,14 millones de euros en la comarca del Morrazo. “En esta nueva edición”, aseguró, “el festival se abre a todas las personas que quieran disfrutar de una experiencia cultural completa, en la que la música actúa como hilo conductor, pero que recoge también los múltiples atractivos de nuestra costa”. Los miles de personas que se acerquen al Destino SonRías podrán saborear el Polbo das Rías, protagonista del menú del festival; catar el vino Tinta Femia, en una singular experiencia enológica que ya tiene todas las plazas completas; explorar el Morrazo y sus paisajes, a través de tres rutas de turismo activo; disfrutar las hermosas playas de la localidad; y, por supuesto, escuchar en los tres días que durará el festival 19  bandas, más que en ninguna de las anteriores ediciones, distribuidas en tres escenarios. Todo, en un entorno privilegiado, con fácil acceso a la playa urbana y a todos los servicios de la localidad. Y es que el SonRías Baixas, tal y como recuerda la organización, “es cómodo y seguro como primer festival musical para la gente muy joven”.

Lauren explicó, también, que la Asociación de Celíacos de Galicia certifica que el SonRías Baixas va a ofrecer comida y bebida apta para las personas celíacas en una zona especialmente diseñada para garantizar que los productos y alimentos sean totalmente seguros, evitando la contaminación cruzada.

Jacobo Sutil, por su parte, destacó que según el estudio realizado en la pasada edición el SonRías Baixas es “el festival con el público más joven” e “integrado en el entorno” y detalló que bajo el lema Festivales que hacen camino la Xunta de Galicia tendrá presencia en el festival con un espacio propio que funcionará como epicentro de una serie de actividades y campañas de concienciación social, medioambiental y lingüística. Sutil recordó que el de Bueu fue el primer evento gallego en implementar las pulseras cashless, que ahora emplean la mayoría de los festivales.

Ana Laura Iglesias recordó que el SonRías Baixas y la Diputación de Pontevedra suman sus fuerzas para poner en marcha una campaña de sostenibilidad que informará al público asistente sobre el reciclaje y el buen uso de los plásticos y una campaña de igualdad que bajo los eslóganes Recuerda Yo decido, Tú respetas y Cuenta conmigo, Yo te respeto repartirá material informativo y de sensibilización contra las violencias machistas.

Félix Juncal destacó que el SonRías Baixas muestra los principales atractivos de Bueu. “Es un proyecto cultural”, afirmó, “que aporta mucho más que cultura, ofreciendo un espacio de goce y un importante impacto económico para el comercio local y para la hostelería”.

Festival de referencia en el país dentro de la escena del rock español y de la fusión mediterránea, el SonRías Baixas forma parte de la campaña #famedefestivais de la Diputación de Pontevedra, a través de Turismo Rías Baixas. Y cuenta también con el patrocinio de SuperBock, del Ayuntamiento de Bueu, de la Xunta de Galicia (a través de la Agadic y de Fest Galicia, así como del Jacobeo 2021), del Gobierno de España (a través del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad), de PlayPlan, de Coca Cola y de Johnnie Walker. Las entradas para los conciertos de la noche están a la venta en la web por 25 euros más gastos cada día y 41 euros el abono para las tres jornadas, con la acampada incluida.