RUTAS Y NATURALEZA

Con una geografía única que combina a la perfección paisajes de costa y bosques únicos, la península de O Morrazo es uno de los territorios favoritos para la práctica del senderismo en el sur de Galicia.

Un entorno que invita a desconectar de las preocupaciones del día a día y a reconectar con la naturaleza y las tradiciones que caracterizan a este territorio. 

D eentre los más de 50 senderos y rutas que recorren los ayuntamientos de Moaña, Cangas y Bueu, seleccionamos algunas de las más diferentes.

¿Vienes de ruta al Morrazo?

SENDERISMO EN EL PARQUE NACIONAL DAS ILLAS ATLÁNTICAS

Durante la temporada alta, a los numerosos caminos que se pueden encontrar en O Morrazo, se añaden a as del vecino Parque Nacional das Illas Atlánticas, que se puede visitar con distintas frecuencias diarias desde los puertos de Cangas (Islas Cíes) y Bueu (Isla de Ons). 

En la isla de Ons existen cuatro senderos totalmente señalizados y todos ellos circulares, que se pueden combinar entre sí para crear una ruta más larga y disfrutar de un completo día de playa, gastronomía y naturaleza en la única isla habitada del parque nacional. 

Consejo: La visita las islas de Cíes y Ons necesita una autorización previa que se puede obtener online de forma gratuita a través de la web autorizacionillasatlanticas.xunta.gal   

Además, se puede descargar un plano en pdf de los recorridos de las distintas rutas en la web oficial del parque nacional en la sección “Archipiélago de Ons”. 

FUENTE: turismodomorrazo.gal

SENDERO AZUL DE MOAÑA

Arrancamos por el conocido como Camiño Real de Tirán, que pasa por cuatro núcleos históricos y distintos paisajes tradicionales y marineros, recuperando la vía de comunicación tradicional entre los ayuntamientos de Moaña y Cangas. Un recorrido de interconexión urbana que cada año se va ampliando un poco más y que va camino de convertirse en la calle peatonal más larga de Galicia. 

El sendero pasa por los paisajes literarios del último libro de Domingo Villar “O último barco”, está preparada para ser usada también por ciclistas e incluye guías para invidentes, con el propósito de una mayor accesibilidad.  

  • Punto de partida: Praia de O Con 
  • Longitud: En expansión con 2,9 km en Moaña y 2,4 en Cangas. 
  • Dificultad: baja y accesible 

SENDERO MUÍÑOS DA FRAGA

El río da Fraga pone nombre a este sendero de alto valor ecológico en el que pequeñas cascadas y charcos, canastros en antiguos molinos de agua en distinto estado de conservación (unos 30 en total), comparten el espacio dentro de un mágico bosque que penetra en la montaña.  Esta ruta cuenta con distintos puntos de acceso, siendo el más popular el que arranca en la villa marinera de Moaña y va subiendo por el bosque hasta el conocido como Mirador da Fraga. En cualquiera de los dos sentidos, se trata de una de las rutas de interior más bonitas de O Morrazo. 

  • Punto de partida: Praia da Xunqueira 
  • Punto de llegada: Miradoiro da Fraga
  • Longitud: 15 km (lineal) con secciones más cortas de hasta 10 km
  • Dificultad: Baja 

 

SENDA COSTERA DE AREAMILLA A LIMÉNS

Pequeñas playas de arena blanca, grutas, furnas y aguas de colores turquesa salpican la costa por la que transcurre el sendero de tierra que une las playas de bandera azul de Areamilla y Liméns. Un entorno que permanece casi salvaje pese a estar a un paso de distintos núcleos de población.  

Un recorrido breve y baja dificultad de tan sólo 3 kilómetros de longitud (lineal) que se puede ampliar hasta los 23 kilómetros se cambiamos el punto de inicio hasta Cangas, pasando por el vasto patrimonio industrial de la antigua conservera Massó, el final hasta el Monte Facho, pasando por las dunas del complejo de las playas de Nerga, Viñó y Barra y la Costa da Vela. 

  • Punto de partida: Praia de Areamilla 
  • Punto de llegada: Praia de Liméns 
  • Longitud: menos de 3 km (lineal) 
  • Dificultad: baja  

SENDERO AZUL DE DONÓN

Yacimientos arqueológicos, faros, acantilados y un mar salvaje enmarcan una de las vistas más características de toda la costa de O Morrazo. Comenzando desde la conocida como caracola de Donón (A Buguina), uno de los puntos favoritos de los viajeros para disfrutar de la puesta de sol, el sendero sube por un camino adoquinado hasta el antiguo santuario del dios Berobreo. Pasa por una antigua aldea medieval, petroglifos y un castro, hasta llegar a la antigua construcción de vigilancia que corona el Facho de Donón y donde se puede disfrutar casi a vista de pájaro de la conocida como Costa da Vela. 

Tras la bajada, un camino circular que pasa por los molinos, acantilados y faros, pone casi al alcande de los dedos la silueta de Cíes, en uno de los puntos más estrechos entre el parque nacional y el continente.

  • Punto de partida y llegada: Caracola de Donón (A Buguina) 
  • Longitud: 12,5 km 
  • Dificultad: Media – baja 

SENDERO BELUSO – TUIA

En un lateral del puerto de Beluso, por un pequeño tramo asfaltado donde se encuentra la casa de la Roiba, una antigua fábrica de salazón reconvertida en uno de los hitos de la arquitectura modernista de Galicia, comienza el sendero que conecta las playas de Tuia y Beluso. Pequeñas calas con enormes rocas en las que de vez en cuando descansan los cormoranes y las gaviotas procedentes de las Islas Atlánticas de Ons y Cíes, árboles al borde del mar y aguas cristalinas caracterizan el recorrido. Es un pequeño rumbo lineal que se puede conectar con el Sendeiro Azul de Cabo Udra a través de la playa de Mourisca. Y con el centro de Bueu a través de los pasadizos de madera y las calles de la villa. 

  • Punto de partida: puerto de Beluso 
  • Punto de llegada: playa de Tuia 
  • Longitud: 1,5 km (lineal)  
  • Dificultad: Baja 

SENDERO AZUL DE CABO UDRA

El Lugar de Interés Comunitario de Cabo Udra no solo es una zona de especial conservación y protección, parte de la Red Natura 2000, sino que también es uno de los recorridos más interesantes de las Rías Baixas, con panorámicas únicas de la ría de Pontevedra y áreas para la observación de aves. 

Por el camino, los chozos (refugios de pastores) de Chan de Esqueiro, las casas marineras y antiguos salgadoiros en Ancoradouro y Mourisca, las baterías militares hoy convertidas en un Aula de la Naturaleza y cuantiosas especies animales y vegetales. El lagarto ocelado, carranes y mascatos, avenoiteiras y halcones peregrinos, delfines mulares y marsopas son solo algunas de las especies que se pueden ver paseando por el cabo. 

El sendero se puede completar conectándolo con el de Beluso – Tuia y el entorno urbano de Bueu, generando así un recorrido circular de poco más de 6 kilómetros. 

  • Punto de partida y llegada: Praia de Ancoradouro 
  • Longitud: 4 km (circular) 
  • Dificultad: Baja