SKA-P traerá -por fin- al SonRías Baixas toda la energía festiva de los barrios obreros con su inflamable directo y con sus canciones, ya convertidas en himnos. La organización del festival cierra hoy por todo lo alto el cartel musical de su 18ª edición, que se celebrará los días 30 y 31 de julio y 1 de agosto en el Recinto da Estacada de Bueu, con diez nuevos nombres entre los que también destacan el ingenio y la ternura del artista urbano total, Rayden; la particular combinación de estilos del malagueño El Kanka; el rock de acento flamenco de Arco; el energético directo de JazzWoman; la esperada vuelta de los Alamedadosoulna, después de casi tres años de silencio; el hip hop tropical del neerlandés de origen chileno Maurino; la fiesta revolucionaria de los catalanes Oques Grasses; el energético punk folk gallego de The Skarnivals; y el dúo de jovencísimos DJs y productores lucenses Galician Army.

Estos artistas se suman al irresistible cóctel festivo del que ya formaban parte El Drogas, que había sido cantante y bajista de Barricada y uno de los máximos representantes del rock español; el mejor rapero en lengua hispana del mundo, Kase.O; una de las voces más destacadas del underground latinoamericano, Sara Hebe; el punk-rock de los Desakato, los ritmos del mundo de García Mc & Nación Quilombo y la pasión por la tradición balcánica de Balkan Paradise Orchestra.

El SonRías Baixas llega así a su mayoría de edad con una edición en la que avanzará un paso más a partir de un modelo ya consolidado, con el objetivo de llegar a un público más amplio, sin perder la esencia de un festival que nació de la pasión por los festivales del equipo directivo y que los últimos años ha conquistado el público de Galicia y del resto del Estado con su singular propuesta de música, gastronomía y playa. El pasado agosto, 22.065 personas pusieron rumbo al Destino SonRías desde toda la península, para disfrutar con una programación musical de calidad, festiva y reivindicativa, pero también con una completa propuesta de ocio activo, profundamente integrada en el territorio, que generó en la comarca un impacto superior al millón de euros, con una ocupación hotelera del 100% y con los establecimientos de la villa atestados de festivaleros y festivaleras. El reto, para la organización, es crecer en este año en el que el festival llega a la mayoría de edad sin perder de vista a singularidad del proyecto. Las entradas para el festival están a la venta en la web sonriasbaixas.info con un precio especial y limitado de 45 euros más gastos los tres días de conciertos, acampada incluida.