https://www.sonriasbaixas.info/wp-content/uploads/2018/10/20181003ImpactoSonRiasFestGalicia-233x300.jpg

FEST Galicia presentó esta mañana los resultados del informe de evaluación del impacto económico y social del SonRías Baixas de Bueu, según el  cual el festival generó un impacto de 1,14 millones de euros en la comarca del Morrazo. La Consellería de Cultura y Turismo, a través de la Agencia Gallega de las Industrias Culturales (Agadic), impulsó este estudio en el marco de las acciones desarrolladas al amparo de la marca creada este año por la Xunta para promover Galicia como destino musical bajo criterios de calidad, sostenibilidad y responsabilidad social.

Un equipo de trabajo de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) fue el encargado de la recogida y tratamiento de los datos, conseguidos a partir de 1.261 encuestas durante la 16ª edición del festival, celebrada entre el 2 y el 4 del pasado mes de agosto, así como de las cifras manejadas por la organización. Así lo explicaron esta mañana en una presentación pública Jacobo Sutil, director de la Agadic; Félix Juncal, alcalde de Bueu; Jordi Lauren, director del SonRías Baixas; y Fran Núñez, codirector del estudio.

El festival, que registró una ocupación media superior al 85% y 21.800 visitas durante los tres días, tuvo como perfil de asistente más común lo de una mujer joven, de 18 a 24 años, gallega y estudiante, que acudió al evento en grupo y atraída prioritariamente por su programación musical.

Gasto medio
Habida cuenta tanto de la juventud como de la situación laboral del público medio, resulta especialmente relevante la cifra de gasto por persona y día que se aproxima a los 43 euros. El impacto económico de 1,14 millones de euros en la comarca supone un retorno de entre 3,14 y 3,61 euros por cada euro invertido por el festival. Estas cifras se incrementan en el caso de la aportación de la Xunta a través de las subvenciones de la Agadic a festivales profesionales de música, situándose entre 38,6 y 44,52 euros por cada euro de los cerca de 23.500 adjudicados este año al SonRías Baixas, un dato que -en palabras de Jacobo Sutil- da cuenta de la optimización de la inversión pública en este tipo de eventos.

La valoración de los asistentes, que le conceden la esta 16ª edición una nota de 7,8 sobre 10, es otro de los datos salientables del informe. Así, en la puntuación de los servicios superan el 8 sobre 10 la localización e integración en el entorno, la puntualidad de los conciertos, el sistema de compra de entradas y el trato del personal. Estas notas se extiende también a los intangibles y al impacto social: mejora el conocimiento de la localidad (8,94) y su imagen (8,06), atrae turismo (865) y genera impacto económico (8,94) y orgullo local (8,03).